Se ha producido un error en este gadget.

martes, 6 de diciembre de 2011

EL VIEJO

EL VIEJO

El anciano abogado caminaba con paso mas firme de lo que en realidad el cuerpo le permitía. Como queriendo aparentar una vitalidad que desapareció hacía mucho. Paso por delante de la hoguera en la que se calentaban unos mendigos. Observó el menú de estos, a base restos de un restaurante cercano. Y rememoró los cientos de pleitos en los que había intervenido en defensa de la justicia social. Las veces que le ofrecieron una jugosa comisión a cambio de dejarse ganar. Y que el siempre rechazó. Pensó que quizá esa fue la clave, su honradez inquebrantable, que enfureció a algún pez gordo...Pero ya no importaba. Todo aquello pasó. Así que se sentó con sus compañeros de puente y comió junto a ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario